El Surgimiento de la Criminología (Parte IV)

[rev_slider alias=”post” /]

Terminamos con la cuarta entrega de El surgimiento de la Criminología:


Teorías del Control Social

Se puede situar el inicio de este tipo de teorías con autores como Reckless o Nye, todos estos bajo las ideas de que la persona posee una tendencia natural al delito que sólo es evitada si existen una serie de controles; la primera o teoría de la contención, aunque ha recibido diferentes críticas dirigidas a la falta de definición de algunos de los elementos que la componen, hay conceptos clave que la forman: “pushes”, “pulls”, “represores internos”, “represores externos”, “self-concept”.

Criminología EICYC

“existen alrededor del sujeto una serie de fuerzas de naturaleza social  (pulls), tales como malas compañías, subculturas, elementos sociales criminógenos…”

Siguiendo las palabras de Reckless se podría resumir la “containment theory” bajo estas premisas: “ existen alrededor del sujeto una serie de fuerzas de naturaleza social  (pulls), tales como malas compañías, subculturas, elementos sociales criminógenos…, y otras de tipo biológico psicológico (pushes) que le inducen al delito,  como motivación, tensión interna, frustración, agresividad…; frente a todo esto existirían unos elementos de refuerzo llamados sistemas de control externo e interno, o represores externos e internos, constituidos por diversos elementos e indicadores. El vigor –o la debilidad– de unas y otras fuerzas frente a las contrarias determinarán que exista una tendencia al delito o no (Reckless, 1987). Asimismo, habría que tener en cuenta el autoconcepto que el individuo tenga de sí mismo.

Por su parte Nye el delito viene dado por la ausencia de controles que frenen la tendencia natural del individuo. Si los cuatro tipos de controles que el autor menciona, no son efectivos a la vez la persona se desviará. Estaría el control directo, el internalizado (la conciencia), el control indirecto, y por último, la existencia de medios alternativos para conseguir las metas. La familia es fundamental en todos estos aspectos del control social.

Teoría del control social de Hirschi

“Así las cosas, dado que la tendencia a la desviación y al delito es aproblemática y no precisa de ninguna explicación, la pregunta, pues, no es por qué delinquen, sino por qué no delinquimos (Hirschi, 1969)”.

En 1969 Travis Hirschi escribiría un artículo monográfico que llevaba el título de “Causes of delinquency” en el cual explicaba la teoría del control social o de los vínculos sociales, de tal forma que causó un gran impacto.

Curso Perito Judicial en psicología forense

En Hirschi estaría muy presente la idea de la tendencia natural del ser humano a la delincuencia, por lo que no estaría producida por ninguna causa en concreto, simplemente el individuo obtiene unos beneficios que le hacen incurrir en este tipo de actos. En definitiva si no se delinque es porque existen unos vínculos entre el sujeto y la sociedad que sirven de control. Los vínculos estarían compuestos por el apego, la entrega, la participación y la creencia de los individuos.

Apartándose de la teoría de la asociación diferencial para Hirschi no es que el individuo esté afectado por las malas compañías, es al contrario, primero delinque y después se une o relaciona con gente igual a él.

Modelo integrado de Elliot y asociados

Elliot y sus compañeros (1985), llevan a cabo su explicación del delito uniendo tres importantes teorías: la de la asociación diferencial, la del control social y la de la frustración.

Lo primero que se tiene en cuenta es la socialización del individuo, cuando ésta no ha sido la correcta y se une con la frustración directa o producida por un debilitamiento de los vínculos, hacen que se tengan unos controles sociales débiles. Todo esto lleva al individuo a vincularse estrechamente a pares de iguales desviados y a desvincularse de las normas convencionales.

Teoría del autocontrol

Gottfredson y Hirschi unen las ideas clásicas que consideraban al criminal como ser racional y las de la tradición positivista, mediante las cuales el infractor tomaría en cuenta los costes o los beneficios que tendría su acción; aunque a corto plazo se piense que es una buena opción, a largo no es así. El criminal no tomaría en consideración, no advertiría estos posibles costes a largo plazo.

“Los individuos con autocontrol alto tienden a considerar las consecuencias futuras a largo plazo, probables y posibles, y en sentido amplio, de sus actos. El delito tiende a producirse en sujetos con un autocontrol bajo” (Gottfredson y Hirschi, 1990). El autocontrol sería la capacidad que tendría la persona para ser capaz de tener en cuenta ante sus actos las consecuencias futuras, probables o posibles.

Estos autores clasifican los controles en diferentes tipos: controles o sanciones naturales; las sanciones informales; las consecuencias políticas; y las sanciones religiosas.

Lorena Gómez García

BIBLIOGRAFÍA:

García Pablos de Molina, A. (1984). Temas de Criminología. Madrid: Instituto de Criminología de la Universidad Complutense de Madrid.

Serrano Gómez, A. (2007). Historia de la Criminología en España. Madrid: Dykinson.

Serrano Maíllo, A. (2009). Oportunidad y delito. Una metateoría sobre la motivación y la oportunidad como descripciones de los delitos como eventos. Madrid. Dykinson.

Serrano Maíllo, A.. Las teorías del control social y otros enfoques. UOC.

MATRÍCÚLATE CON NOSOTROS

Master online en Criminalística Perito Judicial

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

ÚLTIMOS POSTS

  • Inspección ocular

Inspección Ocular: Las Claves en la Escena del Crimen

[rev_slider alias="post" /] La cadena de custodia de una prueba consiste en la actuación controlada, que se aplica a los indicios encontrados en la escena del delito, desde la localización hasta la valoración mediante el análisis (peritos, policías especializados, etc.) y [...]

2018-03-21T10:12:32+00:00

Leave A Comment

ANTES DE IRTE...
...ÉCHALE UN VISTAZO A NUESTRA OFERTA FORMATIVA
¡ESTAMOS SEGUROS DE QUE TE INTERESARÁ!
VER CURSOS
close-link